martes, 31 de marzo de 2020

Lichtenberg


 Enrique Vila-Matas sobre Lichtenberg.

Siempre espoleado por su enérgica curiosidad -es marca de la casa Lichtenberg su inmensa curiosidad por todo y su tendencia a la dispersión de su inteligencia en un permanente fisgoneo enciclopédico-, fue también un gran estudioso de las tormentas de su región y un coleccionista de descripciones de las mismas, además de sempiterno profesor de matemáticas, hipocondriaco hasta límites insospechados (llegó a imaginar treinta enfermedades en un solo minuto), gran bebedor de vino, precursor del psicoanálisis y también del positivismo lógico, del neopositivismo, de la filosofía del lenguaje, del surrealismo y del existencialismo. De ahí la vigencia absoluta de sus cuadernos borradores, hoy llamados Aforismos.

https://elpais.com/diario/2010/08/14/babelia/1281744768_850215.html 

(parece, por cierto, que aprendió a escribir de espaldas a la pizarra para disimular su giba ante los alumnos)

un escritor que tendía siempre en sus textos a la abolición de las jerarquías convencionales, como lo demuestran estas líneas, no terminadas del todo, como tantas del autor: "Lo que siempre me ha gustado en el hombre es que, siendo capaz de construir Louvres, pirámides eternas y basílicas de San Pedro, pueda contemplar fascinado la celdilla de un panel de abejas, la concha de un caracol...".

Con Lichtenberg muchos aprenden a pensar, a reír por ellos mismos. Creador de grandes y cómicas miniaturas portadoras de epifanías, fundó, con la ayuda de Sterne, la risa contemporánea: "¿Ha pescado usted algo? Nada más que un río".

"Quien tenga dos pares de pantalones, que venda uno y se compre este libro"

.....libro que produce el efecto que habitualmente producen los buenos libros, pues hace más ingenuos a los ingenuos, más inteligentes a los inteligentes, y los demás, varios miles de millones de seres de todo el mundo, permanecen inmutables, sin activar el cerebro.

jueves, 9 de enero de 2020

La Madera.Juguete.

La Madera.
Este material ha sido predominante en los juguetes constructivos franceses, por la tradición que ene este país ha tenido la construcción de madera.
El diseño de la piezas de madera esta condicionado por las mismas reglas de la carpintería.
Las maderas más habituales, el pino y el roble.
La dureza del roble, garantiza unos bloques muy bien aristados.
Louis Engel puso de moda un tipo de bloques policromos con aristas romas.
el pino y el roble, fue un recurso para producir un gran contraste de color.

Los juguetes, Manuales. 98.

Estos juegos han sido la construcción de la personalidad integral del niño y el joven.
Nuestro hijos den forma a su propio entorno con fantasía en sus juegos.

Las cajas:
Estrategia de seducción de la caja con su forma y las ilustraciones sobre sus caras.
Caja rectangular, apertura superior. Madera.
Elección de la forma atiende a criterios funcionales y filosofía constructiva que transmite el juego.
Sistema que crece con el niño.
Muchos de los primitivos diseños en las tapas de las cajas fueron tipográficos.
Reproducían logos figurativos o tipográficos.
Estampación o grabado.
O etiquetas pegadas,.
Unas representan los usuarios a los que se dirige el juguete o versatilidad con construcciones posibles.
La caja tiene como primera función proteger del deterioro y pérdida a los numerosos elementos de los que se compone el juego.
La operación de guardar las piezas en su interior al terminar de jugar es un ejercicio de ordenación cuya eficacia fue señalada por el propio Froebel, pues el proceso de encajar una disparidad de formas y tamaños requiere visión espacial que se ejercita de esta manera.
La mayoría de estos juegos aportan planos de ubicación para esta ordenación.

Manuales:
Proyecto gráfico: logo, caja y sus fachadas.
Los juguetes de construcción suelen acompañarse de una serie de modelos, que sin agotar las soluciones posibles incentivan a los usuarios menos creativos.
Unas pocas hojas sueltas.
Una única hoja encolada en la tapa como portada.
Pequeños manuales.
Los niños jugando aprenden a reflexionar.
Viendo los esfuerzos coronados por el éxito, un joven tendrá más confianza en si mismo.
Contribuir a dar energía, espíritu de lucha y perseverancia.
¡ Creando este juguete para la  generación de hoy, pensamos en los politécnicos de mañana!

Imprescindible y creativo del juego.

Los juguetes, Cajas.82.

Estos juegos han sido la construcción de la personalidad integral del niño y el joven.
Nuestro hijos den forma a su propio entorno con fantasía en sus juegos.

Las cajas:
Estrategia de seducción de la caja con su forma y las ilustraciones sobre sus caras.
Caja rectángular, apertura superior. Madera.
Elección de la forma atiende a criterios funcionales y filosofía constructiva que transmite el juego.
Sistema que crece con el niño.
Muchos de los primitivos diseños en las tapas de las cajas fueron tipográficos.
Reproducían logos figurativos o tipográficos.
Estamapación o grabado.
O etiquetas pegadas,.
Unas representan los usuarios a los que se dirige el juguete o versatilidad con construcciones posibles.
La caja tiene como primera función proteger del deterioro y pérdida a los numerosos elementos de los que se compone el juego.
La operación de guardar las piezas en su interior al terminar de jugar es un ejercicio de ordenación cuya eficacia fue señalada por el propio Froebel, pues el proceso de encajar una disparidad de formas y tamaños requiere visión espacial que se ejercita de esta manera.

La mayoría de estos juegos aportan planos de ubicación para esta ordenación.

lunes, 9 de septiembre de 2019

desobediencia civil thoreau

Nos vamos a plantear la forma cómo consumimos  nuestra existencia.

Un individuo ambicioso, grosero y violento de las afueras d nuestra población va a construir un muro al pie de la colina rodeando su propiedad. Las autoridades le han inculcado esto en la cabeza para evitar que origine otros problemas y él quiere que me pase tres semanas allí cavando a su lado. Al final, él quizás acaparará más dinero y s elo dejará a sus herederos para que éstos lo despilfarren. Si lo hago, muchos me alabarán por ser un hombre trabajador y laborioso, pero si me dedico a otras faenas que me proporcionan más beneficio, aunque menos dinero, comenzarán a mirarme como a un vago.

Si un Hombre pasea por el bosque por gusto todos los días, corre el riesgo de que le consideren un Holgazán, pero si dedica el día entero a especular cortando bosques y dejando la tierra estéril antes de tiempo, se le valora por ser un ciudadano trabajador y emprendedor. ¡Como si una población no tuviera má objetivo en sus bosques que el de cortarlos!

Los caminos por los que se logra dinero, casi sin excepción, nos amenguan. Haber hecho algo por lo que tan sólo se percibe dinero es haber sido un auténtico vago o peor quizás.
SI un obrero no gana más jornal que el que le paga su patrón, le están engañando, se engaña a sí mismo.
Si ganaras dinero como escritor o conferenciante,  sería que eres popular, lo cual trae consigo un descenso perpendicular.
Esos servicios por los que la comunidad está más dispuesto a pagar, son los más desagradables de cumplir.
Se te paga para que seas menos que un ser humano.

Es significativo que existan pocos hombres tan bien empleados, que trabajen tan de acuerdo con sus intereses, que un poco de dinero o fama no les arranque de su tarea actual.

Un individuo eficiente y valioso hace lo que sabe, tanto si la comunidad le remunera por ello como si no le retribuye. Los ineficaces ofrecen su ineficiencia al mejor postor y están siempre aguardando que les concedan un puesto.

Hasta ahora voy teniendo éxito , pero preveo que si mis necesidades aumentan demasiado, el trabajo requerido para satisfacerlas se convertirá en una labor penosa.

Lo que pretendo sugerir es que un individuo puede ser muy trabajador y en cambio no utilizar bien su tiempo.

La grandeza no se aproxima al que siempre mira al suelo; y todos los que miran a lo alto , se están empobreciendo.

El frío y el hambre me parecen más consecuentes con mi naturaleza que esos métodos que han adoptado mis colegas.

viernes, 5 de julio de 2019

David Le Breton. Elogio del Caminar pag 96

El viajero de a pie va en busca de nombres, jalones de sentido que humanizan el recorrido.
Anda en busca constante de nombres, y es que el nombre es una puesta en el mundo del espacio, una invención personal de una geografía o de su apropiación a la escala del cuerpo.

El caminante no se distrae, no pregunta el nombre del país o de la región por la que anda, sino que se interesa más bien por los lugares minúsculos que jalonan su avance o que aparecen ante su mirada.
Más tarde, los nombres serán como las flores japonesas del sueño, el enunciado que invoca una plétora de recuerdos.

viernes, 28 de junio de 2019

robert smithson. .seleccion d scritos. alias.

Ahora quisiera demostrar la irreversibilidad de la eternidad utilizando un cándido experimento para probar la entropia. Imagine con su ojo mental la caja de arena dividida a la mitad, con arena negra aun lado....
La inmortalidad artificial de la película le da al espectador una ilusión de control sobre la eternidad. Pero ¨las superestrellas¨ se están desvaneciendo

INTERESADOS

CONTENIDO