viernes, 5 de julio de 2019

David Le Breton. Elogio del Caminar pag 96

El viajero de a pie va en busca de nombres, jalones de sentido que humanizan el recorrido.
Anda en busca constante de nombres, y es que el nombre es una puesta en el mundo del espacio, una invención personal de una geografía o de su apropiación a la escala del cuerpo.

El caminante no se distrae, no pregunta el nombre del país o de la región por la que anda, sino que se interesa más bien por los lugares minúsculos que jalonan su avance o que aparecen ante su mirada.
Más tarde, los nombres serán como las flores japonesas del sueño, el enunciado que invoca una plétora de recuerdos.

viernes, 28 de junio de 2019

robert smithson. .seleccion d scritos. alias.

Ahora quisiera demostrar la irreversibilidad de la eternidad utilizando un cándido experimento para probar la entropia. Imagine con su ojo mental la caja de arena dividida a la mitad, con arena negra aun lado....
La inmortalidad artificial de la película le da al espectador una ilusión de control sobre la eternidad. Pero ¨las superestrellas¨ se están desvaneciendo

jueves, 27 de junio de 2019

vuelta al barrio(manzana)
Nombres que se escuchen
escribirlos en pared.
vinculo.

viernes, 21 de junio de 2019

El modelo de la ciudad difusa describía efectivamente aquello que se había formado espontáneamente en torno a nuestras ciudades, pero una vez más proponía un análisis del territorio a partir de los llenos, y no lo observaba desde el interior de los vacíos. De hecho, los difusos no solo habitan casas, autopistas, redes informáticas y merenderos, sino  también aquellos vacíos que no se habían incorporado al sistema.
En efecto, los espacios vacíos dan la espalda a la ciudad con el fin de organizar una vida autónoma y paralela y , sin embargo, están habitados.
Los difusos van allí a cultivar huertos ilegales, a pasear el perro, a hacer un pícnic, a hacer el amor o a buscar atajos para pasar de una estructura urbana o otra. Sus hijos van allí a buscar espacios  de libertad y de vida social. Más allá de las formas de asentamiento, de los trazados, de las calles y de las casas, existe una enorme cantidad de espacios vacíos que componen el telón de fondo sobre el que se autodefine la ciudad. Se trata de unos espacios distintos de los espacios vacíos entendidos tradicionalmente como espacios públicos. - las plazas, los cuales, los jardines, los parques- y conforman  una porción enorme de territorio no construido que utiliza y vive de infinitos modos distintos y que, en algunos casos, resulta completamente impenetrable. Los espacios vacíos son una parte fundamental del sistema urbano, y habitan la ciudad de una forma nómada: se desplazan cada vez que el poder intenta imponer un nuevo orden. Son realidades crecidas fuera de, y en contra de, un proyecto moderno que sigue mostrándose incapaz de reconocer sus valor y, por tanto de aceptarlos.


francesco careri

Lo que me atrae de la metáfora marina de la deriva es el hecho de que el terreno donde se desarrolla es un mar incierto que cambia constantemente en función de las mutaciones de los vientos,de las corrientes, de nuestros estados de ánimo,de los encuentros que se producen. De hecho el punto clave reside en cómo proyectar una dirección, pero con una amplia disponibilidad a la indeterminación y a la atención a los proyectos de los demás. Llevar el timón de un barco de vela significa construir una ruta y modificarla constantemente, leyendo el mar encrespado,buscando aquellas zonas donde se encuentran las ráfagas, y evitando las zonas de calma. En definitiva, va encontrando en el propio territorio y en quien lo habita aquellas energías que permitan llevar adelante el proyecto indeterminado en su devenir: las personas adecuadas, los lugares más adaptados y aquellas situaciones  en las que el proyecto pueda crecer,modificarse y convertirse en un territorio común. Es evidente que si tenemos un proyecto determinado , este se hará añicos a las primeras ráfagas de viento, mientras que un proyecto de este tipo tiene probablemente más posibilidades de realizarse.
Francesco careri en Walkscapes

martes, 5 de febrero de 2019

Así pues, el urbanismo nace andando, de modo laberíntico y participativo, es un método deambulatorio que nos permite leer y transformar las ciudades.

Entre 1914 y 24 Geddes llevó a cabo sus primeros surveys, una especie de planes reguladores evolutivos que, salvo contadas excepciones, nunca fueron dibujados, sino narrados de forma peripatética. Se trata de una serie de paseos por el interior de la ciudad, largas caminatas narradas en forma de guías que describían la cívicas, la fotografiaban en su estado actual y daban algunas indicaciones con vistas a evoluciones sucesivas.
desde un unto de vista de un hombre que se pierde entre los meandros urbanos, que descubre nuevos territorios y que imagina correcciones y reinterpretaciones de los mismos.

la elección del nombre de sus clases ( de Careri )
Artes cívicas.
En un principio le sonaba retórico, como esculpido en caracteres latinos en un fronton de las arquitectura mussolinianas de Roma.
Pero tal vez aquel sabor desusado y pasado de moda podía ser una buena provocación: no public art, un término muy de moda y habitual en los ambientes académicos y en el mercado del arte, consumido  por las banales intervenciones del arreglo  y embellecimiento de los espacios públicos; no street art, más de moda en los ambientes antagonistas, pero referido solamente a las pinturas murales y a los graffiti sobre los palacios de la ciudad; no ¨Artes Urbanas¨, Un término que se refiere a objetos e instalaciones arrojadas a una urbe no solo física, hecha a base de edificios de viviendas y calles; sino más bien ¨Artes Civicas¨
, un término más comprometido, que tiene que ver con la cívicas, con el estatus del ciudadano, con la producción no solo de espacio, sino también de ciudadania, de sentido de pertenencia a la ciudad. .

La transformación de la ciudad no puede dejarse solamente a los urbanistas, arquitectos o empresarios.

En nuestros dias el andar nos lleva a constatar que el urbanismo ha renunciado a poroducir ciudad y que sometido a las reglas del mercado neoliberal, ha empezado a producir unos espacios urbanos sin ninguna interacción entre lo diverso, sin ninguna ciudad: Unra urbe sin civil.

modificar el espacio que habitan

EN las lecciones itinerantes se anda de forma estribaba, hacia una meta y hace todo aquello que nos aleja de dicha meta ; se trata de perderse conscientemente sobre la base de los conceptos de dedica y psicogeografia de los situacionistas, Hay que estar preparado para los incidentes del recorrido, para los cambios de rumbo, para la posibilidad de tropezar y de equivocarse deliberadamente de camino. De hecho, jugar con el azar y con lo imprevisto es la única manera de comer a al ciudad por sorpresa, de forma indirecta, lateral, lúdica, no funcional, la única manera de hallarse en territorios inexplorados donde surgen nuevos interrogantes. La exploración no necesita de lugares a loa que llegar, sino más bien de tiempo que perder, un tiempo no funcional, un tiempo para la recreación lucio constructiva. Hay que sentirse lanzado a la aventura.

a diferencia de Geddes, no damos vueltas con un mandato de urbanistas, sino mas bien para ver personalmente de qué modo la ciudad se transforma a falta de una planificación, para experimentar como nuestra presencia puede representar una descalificación fluidificante, inventando puerta y recorridos allí donde solo había barreras.
Para la mayoría se trata de atravesar campos, saltar cercas, encontrar agujeros en la vallas, seguir los senderos y las huellas que han dejado quienes habitan escondidos de la miradas de la ciudad.


dar marcha atrás sería realmente deprimente. Buscar una vía de salida es la mejor manera de explorar el terriototrio, y normalmente te lleva a seguir senderos que van a parar a otros agujeros.

Creatividad relacional.

lunes, 4 de febrero de 2019

Patrick Geddes: creo un curso universitario: Civis. ( un estudio práctico de la ciudad atraves del la evolución del ser humano a través de C.Darwin.
Los pliegues de la ciudad.
Así pues, el urbanismo nace andando, de modo laberíntico, participativo , es un método deambulatorio que nos permite leer y transformar las ciudades. Su producto no es una visión abstracta y cenital de mapas estáticos, coloreados según las distintas zonas funcionales, sino más bien una narración fenomenológica y evolutiva realizada desde un punto de vista horizontal que se pone en movimiento andando entre pliegues de la ciudad: El survey walk.


Geddes llevó a cabo en la india sus primeros surveys, una especie

INTERESADOS

CONTENIDO